jueves, 22 de octubre de 2009

Hoy es el primer día del resto mi vida.


Esta noche es una de esas noches en las que uno se va a dormir a gusto consigo mismo, sabiendo que vas a dormir bien, tranquilo y relajado con un buen sabor de boca. Digo esto porque acabo de ver American Beauty, y después de haber presenciado una de las mayores y mejor hechas críticas a la sociedad, uno se va a la cama contento. Feliz.
Estamos acomodados en una vida de engaños y lujos impuestos que en vez de hacernos felices como pensamos, realizan justa e inconscientemente el efecto contrario. Y es que no todo es un sofa de cuatro mil dólares. Puede que haya gente que piense que es una simple película pero ¡carajo! no estoy de acuerdo con eso. Y no estoy de acuerdo porque esta película nos intenta enseñar cuál es la mejor forma de vivir. Nos enseña a vivir. A estar a gusto cada uno consigo mismo porque la vida quizá es simplemente eso. Aceptar nuestros errores, unirlos a nuestra persona y seguir adelante de la forma mas digna posible. Dejar de lado los convencionalismos sociales, dejar de lado todo lo impuesto por esta sociedad del bienestar en la que vivimos, un "bienestar" (siempre entre comillas) que nos acomoda y nos aliena. Dedicarnos a nosotros y a no vivir dentro de unos canones sociales impuestos por la cultura, el capital, la política o lo que quiera que sea que los impone. Y es que esta película intenta decirnos que por lo menos nos demos cuenta de todo eso. Porque ya es un paso y porque siempre hay tiempo para cambiar nuestra rutina impuesta para que no estemos muertos prematuramente.
Me ha gustao por todo eso. Por su pedazo de guión y por las actuaciones de sus actores. Maravilloso Kevin Spacey seguido de Anette Bening y Chris Cooper, mis favoritos. Con una banda sonora sencilla y hermosa que languidece lentamente introduciéndonos en la trama, mecidos por las bellas imágenes que vemos en pantalla. Todo para llegar quizá a un final inesperado cargado de significado y extremadamente bello. Una gran película que recomiendo a todo el mundo que se aventure a verla y sobre todo a los que, como un servidor, tuviera alguna idea preconcebida sobre ella. Seguramente os soprenderá.

5 comentarios:

El poeta del pan migao dijo...

Todo mu bonito pero seguro que te has masturbado con la escena de la bañera y las rosas, que nos conocemos!!!!!

Mr. Peel dijo...

Ah, pero todavía no habías visto American Beauty?!?!?! Parece que hubieras pasado parte de tu adolescencia en un lugar infernal lleno de quinquis...!

Richard Blaine dijo...

:D

Casi Persona dijo...

La mejor crítica que he escuchado de esta película fue antes de verla, y por cierto, yo también pasé mi adolescencia en un lugar inferal lleno de quinquis y sí había visto American Beauty.Los quinquis no influyen en el cine que cada uno meta en su casa... en fin, que me voy por las ramas, lo único que quería era romper una lanza a favor de mr blaine (aunque ya te vale majete... mira que no haber visto la película antes porque no te salía de los cojones tiene delito)
El caso es que le pregunté a alguien que lleva tiempo viviendo en Estados Unidos y me dijo "me ha parecido un film deprimente" a lo que yo le contesté "pero si dicen que retrata muy bien la sociedad norteamericana!!!" y me respondió "por eso mismo, es deprimente".
Sam Mendes será lo que sea, pero tonto desde luego no. Cada actor de esta película parece hacerse gigante en cada escena. Cada párrafo de guión tiene una frase que debería pasar a la historia. Cada toma hace más y más interesante la historia hasta la explosión final.
En resumidas cuentas, dependiendo del momento, esta película puede ser mucho mejor que un polvo.

Mr. Peel dijo...

Eh, que yo también viví mi adolescencia en un lugar lleno de quinquis i la vi poco después de que se estrenase. Lo del quinquismo de Moraleja era un guiño a mr. Blaine, que tiene más delito que el Lute por ver AB en 2009.